consume cannabis

Esclavo Miserable

La banda nacional de thrash metal Miserable ha lanzado su segunda producción que los consolida como una de las propuestas mejor elaboradas e irreverentes del subgénero en nuestro país.

Publicado: 2021-01-12

Por Franco Boggiano de las Casas

El metal peruano está demostrando su resiliencia en esta pandemia. Un número importante de bandas está participando en festivales online internacionales, las productoras locales están organizando festivales virtuales de calidad, y, lo más importante, se están lanzando discos de calidad.

Un ejemplo de ello es la nueva producción de Miserable titulada Esclavo Miserable, la cual demuestra el crecimiento compositivo de la banda pese al confinamiento por la COVID-19.

Lo que se inició como un proyecto paralelo de Adrián del Águila (cantante de M.A.S.A.C.R.E), hoy se va consolidando como una banda escrita con mayúsculas (claro está dentro del underground) con esta segunda producción y se nota tanto en la composición, como en la ejecución y en la producción (hay que otorgarle el mérito a Giovanni Lama también).

La propuesta de Miserable ofrecida en la Gran Náusea (2018) se ha enriquecido y orientado a un thrash metal con pasajes progresivos, creando diversas atmósferas sin dejar los riffs potentes y la prosa descreída, ácida y nihilista de la filosofía nietzscheana.



Abre el Desprecio (la pueden escuchar en el video al final de la nota) que empieza misteriosa para luego descargar su furia tras un grito desgarrador del Águila. Y cuando uno cree que se desatará el infierno, meten un cambio sincopado al mejor thrash progre, para luego retornar a una atmósfera misteriosa basada en arpegios donde Del Águila te empieza a susurrar “No me interesa mirar tus ojos cobardes/tu cuerpo, tu guerra, tu paz/tu prosa, tu fe (…) y termina gritándote todo el asco que siente a todo sometimiento que sufre el ser humano y que solo un gran odio lo puede romper.

Siguen con Quién Escupe la Verdad, que te reta a atreverse a ser lo que no se puede ser según el sistema… “Sin aire, sin luz/bajo una intensa presión/solamente sanarás/Cuando escupas la verdad”. Gran trabajo -al igual que en todo el disco- del baterista Diego Porturas y de los guitarristas Jonathan Bustinza y Marcelo Vásquez.

Luego arremeten con Esclavo Célebre que va directo a la yugular contra los seres sometidos por el deber como autómatas que viven sin alegría y que morirán sin mayor trascendencia, en el olvido.

En Plena Rabia, Miserable sigue con la adrenalina a tope, buenos riffs, solos, donde el ser solo renace al rebelarse al status quo con la furia que llevamos dentro.



Continúan con La Profecía del Esclavo, tema que rompe tanto al inicio como en algunos pasajes con el molde del estilo con algunos ritmos de batería y melodías inesperadas, pero luego retorna a la vena thrash para exponerte de forma descarnada como la esclavización hace que el hombre actual lo quiera destruir todo ante su impotencia y frustración de no poder romper con su condición.

El CD finaliza con Sobre Ruinas, donde el esclavo toca fondo y ya no es solo esclavo del sistema sino de la droga. (…) He lamido paredes, sobres, guitarras, sillas/He tocado las campanas del infierno/Satanás ya no escucha mis lamentos…

El remate de este tema lo es todo. Luego de unas pinceladas progres, termina con uno de los mejores riffs del disco con harto punche.

Del Águila me confiesa que las letras del disco son un espejo de la realidad porque siente que todos somos, en una menor o mayor medida, esclavos!!! 

¿Qué es lo que más rápidamente destruye a un hombre sino el laborar, pensar, sentir, sin una interna necesidad, sin una elección personal profunda, sin alegría, como autómata del deber? Nietzsche, El Anticristo




Escrito por

Franco Boggiano de las Casas

Periodista dedicado desde 1989 a difundir el metal peruano. Sus posts antiguos en: http://blogs.peru21.pe/resistencia21/ y http://resistenciametalzine.blogspot.com/


Publicado en

Resistencia Metal Zine

Trinchera del metal peruano. Información y opinión del pasado y presente de la música extrema hecha en el Perú